A diario vivimos bajo la necesidad de ser aprobados de una forma poco saludable, estar  bajo esta atadura, nos lleva a tener una lucha constante con la baja autoestima y a estar en una profunda frustración.

¿Te afecta todo el tiempo lo que las personas opinan y dicen de ti?

¿De dónde proviene esta adicción a ser aprobados por otros?

¿Necesitas que los demás te aprueben para estar en paz y tomar decisiones?

La aprobación en los seres humanos no es más que el resultado de la “domesticación” que recibimos cuando somos niños por parte de los adultos; nos enseñaron a hablar, pensar, soñar  de un modo determinado y a recibir recompensas  si se hacía lo que ellos querían, además de heredar un sinfín de heridas emocionales. Con el paso del tiempo crecemos con un profundo miedo de no ser lo bastante buenos para papa y mama, un profesor, o una sociedad. De este modo es como se instala en nuestras  vidas la necesidad de ser aceptados y a su vez  el miedo a ser rechazados. El pensar que no somos buenos para otros nos lleva a querer cambiar.

  • Regálate una mirada en esta hora y descubre quien eres tú en realidad, sin mascaras. Es tiempo de aceptarte tal cual eres
  • No te escondas más, ni busques protección bajo las opiniones de otros.
  • No finjas más ser importante, exitoso y fuerte cuando por dentro crees que no eres nada.

Cuando se vive bajo la aprobación creamos y proyectamos una imagen falsa de nosotros mismos al mundo exterior, nos ponemos un sin fin de máscaras  y nuestra vida transcurre mostrando algo que no queremos ser. Desde niños nos enseñan que las opiniones y conceptos de los demás son importantes y ahí basamos nuestra vida conforme a lo que los demás digan, entonces un comentario negativo como: esta  gorda, no sirves para nada, no te vistes bien, eres feo  nos puede mandar al suelo. Cuando carecemos de amor propio, seguridad y firmeza creemos  todo lo que dicen de nosotros y por esta razón necesitamos a gritos oír que somos buenos, bellos y reconocernos bajo una sociedad que determina lo que vale y lo que no.

Te encontrarás en este camino con personas que han sido expuestas a algún tipo de abuso o rechazo y buscan la aprobación en otros para vencer sus sentimientos negativos y de baja autoestima; la aprobación es el disfraz perfecto para esconder ese dolor. Una persona que vive de la aprobación es capaz de someterse a cualquier cosa para lograr la aceptación y por lo general buscan que las reafirmen cuando se sienten pérdidas o  que tambalean, buscan de alguien que les digan que todo lo están haciendo bien.

Vences la Aprobación cuando:

  • Cuando te amas y aceptas tal y como eres y te apruebas a ti mismo.
  • La seguridad que desarrollamos en nosotros mismos nos capacita para alcanzar nuestro potencial y cumplir nuestros propósitos
  • Reconocer las debilidades y aceptarlas. ¡No somos perfectos!
  • Sanar nuestras heridas y perdonarnos a nosotros mismos. De esta manera es posible ser responsables de lo que somos, sentimos y hacemos.