MERECIMIENTO ES AMOR Y CREDIBILIDAD EN MI MISMO

SOLO SONRÍE Y RECIBE CON GRATITUD Y AMOR

Merecimiento es  el derecho que tenemos  todas  las personas  a recibir valor y  reconocimiento por algo que hacemos, es  aprender a tomar del universo la abundancia, el amor, la plenitud, la luz, la sanidad  que han sido otorgados solo para nosotros, pero muchas veces no es posible verlo pues nos creemos indignos  inconscientemente de recibir los regalos que llegan a nuestra vida por falta de amor propio, valor en nosotros mismos y auto rechazo y lo que es peor aún muchas veces  es nuestra  mente y los pensamientos  nocivos los encargados  de hacernos creer que los demás si merecen todo y más menos nosotros.

Hoy la invitación es  a que decidas dar ese giro en tu vida y comprendas que únicamente  somos conscientes que merecemos  como seres humanos cuando todo nuestro ser funciona de  manera armónica, equilibrada y generamos así una coherencia en lo que pensamos y hacemos. Solo cuando empezamos a crear y a desarrollar conciencia que como seres perfectos somos merecedores de todo, Dios y el universo empezaran a fluir a favor tuyo y no se harán esperar  en otorgar los beneficios para cada área de tu vida.

Siempre será posible que a nuestras vidas llegue TODO cuanto queremos y anhelamos  sin restricción ni limitaciones siempre y cuando elijas creer que lo mereces para tu vida además de ser un derecho que te corresponde.

¿Y hoy tú que crees que te mereces?

¿Te sientes merecedor de cada cosa buena que llega  tu vida?

¿Cuándo te alagan o te hacen regalos te sientes incomodo o poco merecedor?

Hoy hay una oportunidad de generar amor propio para creer que mereces que llegue  a tu vida todo lo bueno, sincero y transparente. De adentro hacia afuera podrás atraer como un imán lo que anhelas que impacte y trascienda en tu ser. Nunca merecerás algo, un pedazo o la mitad, hoy mereces todo. Suelta hoy lo que te ato en el pasado, pide perdón por tus generaciones atrás por limitaciones impuestas por tus padres, agradece y permítete volver a conectar contigo mismo desde el corazón, desde el amor, desde la libertad recibe el merecimiento con humildad y agradecimiento.

Cuando crees  y caminas bajo el merecimiento:

 

  • Te amas a ti mismo
  • Nunca te minimizas ni desprestigias frente a otros
  • Tus metas para tu vida las fijas tu no los demás
  • Te reinventas cuantas veces sea necesario
  • Sabes que la mejor forma de recibir es cuando das “aplica para todas las áreas”
  • Confías en ti
  • Estoy en paz conmigo y con la vida
  • Confió en el proceso de la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *