ABUNDANCIA ILIMITADA

 Tus pensamientos y tus palabras crean

Cuando hablamos de abundancia debemos entender que es la manera de vivir en plenitud y coherencia con nuestra vida y con el mundo que nos rodea. La abundancia es un reflejo claro y permanente de lo que está en nuestro interior y de la manera como decidimos ser, tener y estar a cada instante de nuestra vida.

Recuerda que todo lo que pensamos y decimos tiene una repercusión en el universo y por ende en nuestra vida de manera positiva o negativa;  por eso es tan importante tener un nivel de conciencia al momento de declarar con nuestra boca y desear con nuestra mente  ya que todo el tiempo con esto estamos atrayendo y creando nuestra  propia realidad.

Si la mayor parte del tiempo te desgastas afirmando que tu vida es  terrible, difícil, que nada nos sale bien esto será lo que atraerás para tu vida.

 

¿TE GUSTARIA ATRAER EXPERIENCIAS SORPRENDENTES  A TU VIDA?

¿QUIERES SER EL PROTAGONISTA DE  MILAGROS Y CONTAGIAR A LOS DEMAS?

La llave  que abre la puerta de la abundancia es poderosa: Las palabras que salen constantemente de tu boca tienen un gran poder a la hora de manifestar lo que tanto deseas. Cuando declaras  estas afirmando lo que quieres para tu vida y lo estás dando por sentado.

La etapa de merecimiento es importante ya que cuando deseamos algo y no ha sido manifestado no es porque el universo no lo conceda, muchas veces somos nosotros los que aún no estamos listos para recibirlo o no nos sentimos lo suficientemente dignos de obtener lo que anhelamos pues  el temor, la duda y las viejas creencias que nos han acompañado son la barrera que nos limitan e impiden ser abundantes.

 

Se abundante siempre en lo que haces, en lo que dices y con quien estas, no olvides que la abundancia no es sinónimo de dinero, es una respuesta que se genera y produce de adentro hacia afuera y que repercute en todas las áreas de tu vida y en el mundo que te rodea. Tú eres abundante cuando te aceptas y amas a ti mismo, cuando aprendes a dar antes que a recibir, cuando practicas el desapego en todas sus formas y por supuesto cuando agradeces por todas las experiencias que llegan a tu vida.

ABUNDANCIA ES

Vivir bajo el merecimiento siempre.

Abrir siempre los brazos  y agradecer al cielo por  lo que ya te dio.

Pedir, confiar y aceptar

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *